Amuletos japoneses (engimono)

Los japoneses siempre han sido bastante supersticiosos por lo que no es de extrañar que dediquen mucho tiempo a hacer ofrendas en los templos o que gasten bastante dinero en amuletos.

Durante el Madrid Otaku la Asociación Aiko dio una conferencia sobre algunos de los amuletos (engimono) más populares en Japón, explicando para que sirven, cuando se utilizan, lo que simbolizan o significan en función de su color etc. Por nuestra parte hemos añadido alguna información extra a lo que se explicó en la conferencia ya que somos conscientes de que al tener un tiempo establecido, muchos aspectos se trataron por encima.

Antes de empezar con los diferentes amuletos, vamos a explicar aproximadamente lo que representa cada color:

  • Dorado y plateado: suerte, prosperidad en los negocios.
  • Azul: para cumplir los sueños.
  • Verde: para la seguridad en el hogar, la familia y los estudios.
  • Blanco: representa la pureza y atrae las cosas buenas.
  • Rojo: para ahuyentar las enfermedades.
  • Amarillo: al igual que el dorado está relacionado con los negocios, la economía.
  • Negro: espanta la mala suerte.
  • Rosa: amor, protección para la persona amada.

Bien una vez reconocidos los colores pasamos a enumerar los amuletos de los que se habló en la conferencia:

Omamori (protector)

Se compra a principio de año y se mantiene hasta el inicio del año siguiente. Pueden adquirirse en templos y santuarios ya que son amuletos que están bendecidos. Además suponen una fuente de ingresos para el mantenimiento y conservación de estos lugares sagrados. Cada templo cuenta con su propio omamori.

Maneki neko (gato de la suerte)

Tal vez uno de los amuletos más populares y conocidos. Estos simpáticos gatetes sostienen en una de sus patas una moneda japonesa (símbolo de la abundancia), mientras que la otra pata permanece levantada como si estuviera llamando a alguien. Si levanta la pata derecha llama a los clientes mientras que la izquierda llama a la abundancia. Existen versiones con las dos patas levantadas  pero no suelen gustar mucho en Japón porque lo consideran demasiado ambicioso.

Sobre el origen de este amuleto tan singular existen dos versiones: una de ellas es que la postura de la pata levantada procede de la forma con que las prostitutas de Edo llamaban a sus clientes. La otra, más mística, cuenta que estaba un samurai o un señor feudal bajo un árbol y vio una gata que parecía llamarlo con la patita desde un templo. El samurai fue hacia el animal y en ese momento cayó un rayo  sobre el árbol. Agradecido, el señor feudal agradecido financió el templo, el cuál sufría problemas económicos. La gata en cuestión se llamaba Tama y a su muerte se creó como homenaje el manekineko.

Suzu

Son pequeños cascabeles que sirven para llamar a la buena suerte. Tienen muchas formas incluso algunas con formas de manekineko o darumas.

Daruma

Este amuleto debe su forma supuestamente al creador del Zen, un hombre que tras meditar en una cueva perdió tanto los brazos como las piernas. En cuanto a su funcionamiento primero se debe pedir un deseo y pintarle el ojo izquierdo y una vez que este se cumpla se le pinta el derecho. Algunos pueden tardar años en pintarle el ojo derecho. Generalmente son de color rojo aunque, al igual que el resto de amuletos, se pueden encontrar en otros colores.

1

Omamori,Maneki neko, Daruma y Shichifukujin. Fuente: Wikimedia commons

Shichifukujin (los 7 dioses de la fortuna)

  • Ebisu: dios japonés de la abundancia. Aparece representado con una caña y un pez.
  • Benzaiken: diosa hindú de la sabiduría y las artes. Aparece representada con un instrumento de cuerda llamado biwa.
  • Daikokuten: dios de origen hindú que representa el dinero y la prosperidad. Aparece con un saco y un mazo.
  • Fukurokuju: dios chino de la sabiduría y la longevidad. Se caracteriza por su peculiar cabeza y por ir siempre acompañado de grullas, ciervos o tortugas, animales que representan la longevidad.
  • Hotei: dios chino de la felicidad y prosperidad. Se asemeja a un Buda, ya que es un hombre calvo, regordete y siempre sonriente.
  • Bishamonten: dios hindú de la guerra que representa la fuerza y el espíritu luchador. Aparece representado con casco y armadura sosteniendo en una mano un apagoda y en la otra una espada.
  • Jurojin: dios chino de la prosperidad y la longevidad. Al igual que Fukurokujo aparece acompañado de animales como la grulla o la tortuga. Lleva siempre una barba larga y un bastón.

Omikuji

Es un papelito donde se apuntan los deseos que después se colocan en las ramas de los árboles, generalmente en los templos.

Hamaya

Es una flecha que se puede comprar en los santuarios a principios de año y sirve para alejar, “matar” demonios. Existen muchos tipos, dependiendo del santuario, y suelen llevar un omamori y una tablilla de madera (ema) con el animal representativo del año nuevo.

Ofuda

Es un amuleto de madera o papel con el nombre de un dios protector y del santuario donde se ha adquirido. Sirve para proteger a la familia y el hogar.

Tanuki (mapache de la fortuna)

Es muy común encontrarse a este simpático mapache de grandes testículos en los jardines, o en las puertas de los bares. Es más se cree que este escroto descomunal representa la abundancia en los negocios.

Fukusuke

Otro amuleto de la fortuna para la prosperidad en los negocios. Es un muñeco con cara de niño vestido como un samurái de manera formal con un vestido ceremonial. Lleva la cabeza rapada y tiene unas orejas enormes que simbolizan la riqueza. Suele estar sentado en un cojín.

Kumade

Una especie de “cesta de la buena fortuna” compuesta por rastrillos de bambú y decorada con distintos amuletos.

2

Omikuji, Hamaya, Ofuda, Tanuki y Kumade. Fuente: wikimedia commons

El Setsubun

Escrito por: Esther Díaz Aznar

El segundo mes del año también cuenta con fiestas muy especiales para los japoneses. Una de las más tradicionales es el Setsubun, que literalmente significa “separación de estaciones” debido a que se celebra el día antes del comienzo de una nueva estación del año (la primavera) según el calendario lunar japonés. Se celebra todos los años el 3 o el 4 de febrero.  Esta fiesta (el ritual que implica la caza y expulsión de espíritus malignos) data del periodo Nara (710 – 794) y que fue adquiriendo nuevas tradiciones según pasaba el tiempo.

En esta celebración se lleva a cabo un ritual que pretende expulsar toda la maldad que ha podido acumularse en nuestras vidas en el año previo y así alejar a los demonios de cara al nuevo año (como podéis comprobar la limpieza de espíritu es muy importante para los japoneses, la necesidad de renovación cada año). El ritual como tal se denomina “Mamemaki” y consiste en arrojar habichuelas para ahuyentar a los demonios que osen acercarse a sus hogares.

Pero…. No todo el mundo puede arrojar las habichuelas. Lo más habitual es que el hombre de la casa que nació en el año del animal correspondiente del zodiaco chino en este nuevo año o en su defecto el cabeza de familia sea el que las arroje. Aunque en muchos hogares son los propios niños quienes las tiran.

Niños arrojando judías a un demonio. Fuente: Koko51111 youtube

Las semillas se lanzan generalmente contra la puerta de la casa o contra un familiar que lleve puesta una máscara de “oni”, de demonio mientras se dice: “Fuera demonios, que venga la buena suerte” de este modo se aleja a los malos espíritus. Después se comen esas semillas, una por cada año de vida de la persona. Además, la familia decora su hogar con cabezas de sardinas secas y ramas de acebo en las entradas de la casa, de nuevo para evitar que los espíritus puedan cruzar el umbral.

Esta ceremonia no se celebra únicamente dentro del hogar, puesto que los templos también realizan sus propios rituales, que suelen reunir a un considerable número de personas incluidas geishas que reparten las judías. En algunas capillas especialmente importantes suelen ir incluso celebridades. En el Templo de Mibu en Kyoto se representa cada año una de las historias que pudo dar origen a esta pintoresca celebración.

Fuente: Kyoto Dream Trips. Youtube

La historia cuenta que un demonio (un oni) quiso engañar a una anciana viuda. Se disfrazó y entró en su hogar. El oni tenía un mazo mágico con el que podía hacer cualquier cosa y creó para tentar a la anciana un bellísimo kimono. La anciana era avariciosa y quiso robarle el kimono al demonio (sin saber que este lo era), pero no sólo eso, sino que quiso también apropiarse del mazo mágico que lo había creado. El demonio la descubrió y, enfadado por su avaricia le mostró su verdadera forma y la atacó.

La anciana, asustada, le lanzó todo lo que tenía cerca para poder librarse de él, incluidas unas semillas de soja. Sorprendentemente las semillas hirieron gravemente al oni, que huyó por la ventana, dejando olvidado el mazo mágico que finalmente se quedó la anciana.

Una de las tradiciones más nuevas incorporadas a esta fiesta es la del ehō-maki (que se celebra desde 1977) y que consiste en situarse en la dirección en que la fortuna sea favorable ese año y después comerse sin hablar un rollo de maki de 20 cm sin cortar que contiene 7 ingredientes que simbolizan los 7 dioses de la fortuna mientras se pide un deseo.

Como podéis ver, se trata de una celebración especialmente divertida y en la que participa no solo cada miembro de la familia (niños y mayores) sino toda la comunidad.

 

 

Setsubun. Fuente:Japanlover.me

 

 

 

Fuentes:
http://conoce-japon.com/cultura-popular-2/setsubun-el-inicio-de-la-primavera/
http://japonismo.com/blog/febrero-mes-del-setsubun
https://unajaponesaenjapon.wordpress.com/2008/02/02/setsubun/
http://www.japan-guide.com/e/e2285.html
http://web-japan.org/kidsweb/explore/calendar/february/setsubun.html
http://www.jnto.go.jp/eng/attractions/event/traditionalevents/a70a_fes_setsubun.html

 

 

Folklore: el origen del O-bon (día de los difuntos en Japón)

Escrito por: Marta GR

Según dice la leyenda el Bon (día de los difuntos en Japón) se origina en la historia de Maha Maudgalyayana (en adelante Mokuren porque es más sencillo de escribir -.-), uno de los 10 discípulos más importantes de Buddha.Mokuren uso sus poderes sobrenaturales con el fin de encontrar a su madre fallecida. Para su sorpresa, descubrió que ella había caído en el reino de los fantasmas hambrientos y padecía sufrimientos.Por ello, se dirigió a Buddha y le preguntó cómo podía liberar a su madre de este reino. Éste le respondió:

Realiza ofrendas a todos los monjes budistas que atienden este retiro el último día de los 90 días de retiro de verano (el día 15 del séptimo mes). Entonces, tu madre podrá recibir parte de dichas ofrendas“.

Así que Mokuren hizo lo que Buda le había dicho y su madre pudo comer y beber y aliviar el dolor que sufría en el Reino de los Fantasmas Hambrientos.

Tras este encuentro, Mokuren bailo una danza alegre con su madre que pronto se convertiría en la tradición del Bon Odori, la festividad en que los antepasados ​​y sus sacrificios son recordados y apreciados.

Folklore: enamorados separados por un río de estrellas (Tanabata)

Escrito por: Marta GR

Ya hemos hablado de este famoso festival con anterioridad (Tanabata). Sin embargo no desarrollamos mucho la leyenda que se esconde tras el mismo, por lo que esta entrada estará dedicada por completo a la historia de estos desventurados amantes.

Resumen: La fiesta celebra el encuentro entre Orihime (Vega) y Hikoboshi (Altair). Amantes separados por La Vía láctea, un río hecho de estrellas que cruza el cielo. Sólo se les permite verse una vez al año, el séptimo día del séptimo mes lunar del calendario lunisolar. Ya que las estrellas sólo aparecen de noche, la celebración suele ser nocturna.

Sin embargo la primera vez que intentaron verse se dieron cuenta de que no podían cruzar el río, dado que no había puente alguno. Orihime lloró tanto que una bandada de urracas vino en su ayuda y le prometieron que harían un puente con sus alas para que pudieran cruzar el río. Ambos amantes se reunieron finalmente y las urracas prometieron venir todos los años siempre y cuando no lloviera.

                         Fuente: hikarinuyasha youtube

….Y cuenta la leyenda que su amor es tan grande que concede los deseos que tanto grandes como pequeños cuelgan en papeles de colores en ramas de bambú 

Ilustración de los amantes por Anhellica

FIN

Folklore: Noppera bo…Mírame a la cara cuando te hablo…oh espera

Escrito por: Marta GR

Es una criatura legendaria japonesa. Los Noppera-bō toman generalmente la forma humana, especialmente de una bella mujer sin rasgos faciales. Se dice que suelen aparecer cerca de los ríos y que en un principio se muestran como seres humanos normales y luego hacen desaparecer sus propias facciones.Pese a su temible aspecto son generalmente inofensivos y no están interesados en dañar a los seres humanos, aunque el susto está garantizado.

Noppera-bo by Loki-Wings
Creado por: Loki-Wings Fuente Deviantart Ejemplo de Noppera bo

Los Noppera-bo aparecen en numerosas leyendas, incluso en novelas, videojuegos, mangas y series de animación en la actualidad.

La leyenda más conocida es sin duda la del pescador que un día, decidió ir a pescar a las charcas imperiales Koi, que quedaban cerca al palacio de Heiankyo. Su esposa, conocedora de que se trataba de un lugar sagrado, intentó detenerle, pero el pescador no la escuchó y partió de todas maneras. Al llegar al sitio se encontró con una joven y hermosa mujer que también le solicitó que no pescara en el lugar, y ante la negativa del pescador su rostro se desvaneció. El aterrado pescador volvió entonces a su hogar donde, tras regañarlo, su mujer también se retiró el rostro delante de él. Por lo visto, había estado casado con una Noppera – Bo y jamás se había dado cuenta…

Si hablamos de su aparición en novelas puede que las más conocidas sean las de Lafcadio, escritor greco-irlandés que dio a conocer la literatura japonesa en Occidente, en sus ‘Historias y estudios de las cosas extrañas”

En Japón son muchos los que afirman haber visto a estas criaturas. Llegando a contabilizarse en 200 avistamientos entre 1996 y 2001.

Kiyomi Haunterly de la franquicia monster high es hija de una Noppera bo. Aunque a esta se le ve mejor el rostro que a su madre…

Folklore: Los Namahage ¿Has sido bueno este año?

Escrito por: Marta GR

En Akita (norte de Japón) son una tradición de año nuevo. Los namahage u ogros de la montaña del folklore japones, se dedican a ir de casa en casa asustando a los niños malos en la nochevieja. Su indumentaria consiste en una máscara de madera o papel maché, trajes de paja y cuchillos que para la ocasión son confeccionados en cartón o papel maché.

Deambulan por la ciudad normalmente en grupos de 2 o 3  gritando en las casas ¿Algún niño desobediente  por aquí? la leyenda dice que si encuentran a algún niño malo o desobediente con sus padres,  los namahage lo llevarán a las montañas para siempre.  Si los niños han sido buenos los ogros aceptan comida y bebida de los padres y bendicen el hogar de la familia.

Y pensar que en España simplemente les damos carbón dulce…