Shichi go san, la festividad dedicada a los niños de 7,5 y 3 años

Escrito por: Marta GR

El Shichi-go-san (7-5-3), una de las festividades otoñales más importantes para los japoneses y tiene como protagonistas a todos los niños y niñas de 7,5 y 3 años. Pero ¿por qué estas edades? según la creencia nipona, los números impares representan buenos augurios.

 

Resultado de imagen de shichi go san

 

Sacerdote bendiciendo a unos niños.Fuente: tsubakishrine

 

¿En qué consiste?

Se celebra el 15 de noviembre. Durante este día los padres llevan a sus hijos a los templos

Resultado de imagen de shichi go san

 

Fuente:birthday Keeper

 

sintoistas para dar las gracias por haber crecido sanos y fuertes y pedir por un futuro próspero. Durante esta ceremonia los niños visten por primera vez prendas tradicionales japonesas. Así las niñas lucen preciosos kimonos y los niños llevan el haori (una especie de chaqueta) y un hakama (pantalones).

 

La ceremonia tiene un alto coste, ya que por un lado las prendas son bastantes caras ( de ahí que muchas tiendas ofrecen alquileres asequibles para todos los bolsillos). Por otra parte la oración del monje sintoista requiere también de un pago en “agradecimiento”. Este pago por supuesto depende de la importancia del templo al que se acuda.

Una vez terminada la ceremonia los padres les compran a sus hijos chitoseame, un caramelo que simboliza la longevidad. Estos caramelos tienen forma de bastón y vienen en bolsas con dibujos de grullas y tortugas, que en Japón son símbolos de una larga vida.

 

Resultado de imagen de shichi go san

 

Caramelos Chitoseame. Fuente: marumura

 

Historia

Durante la era Heian, la celebración era exclusiva de las familias nobles y de los samuráis. Representaba el momento en el que los niños mayores de 5 años se dejaban crecer el pelo y podían vestir el hakama. Para las niñas suponía cerrar su kimono con un obi en lugar de cordones.

Fue durante el periodo Edo cuando esta práctica dejó de ser exclusiva de las familias nobles y samuráis. Fue también cuando la población comenzó a asistir a templos sintoistas para pedir por sus hijos. Aunque fue durante la era Meiji cuando se desarrolló el Shichi-go-san tal como se conoce hoy en día.

 

 

Anuncios

Sejin no Hi, la fiesta de la mayoría de edad

Escrito por: Esther Díaz Aznar

El Sejin no Hi (literalmente “Día del Adulto”) se celebra el segundo lunes de enero cada año desde 1948. Este día gira en torno a los jóvenes que cumplen su mayoría de edad (recordemos que en Japón no es como en España, la mayoría de edad es a los 20 años). Por lo tanto los jóvenes que cumplen los 20 años entre el 2 de abril del año anterior y el 1 de abril del año presente son convocados para una ceremonia especial para celebrarlo.

De 1948 a 1999 este día se celebraba el 15 de enero de cada año, pero desde el año 2000 y debido a una nueva ley instaurada en Japón denominada “Happy Monday” tiene lugar el segundo lunes de enero, que dependiendo del año caerá entre el 8 y el 14 de enero.

En este año 2016 la fecha ha recaído sobre el día 11 de enero. Esta celebración se lleva a cabo en todos los pueblos y ciudades de Japón, es una festividad que celebra el país entero.

Como es natural, ese día los japoneses no trabajan. Ese segundo lunes es siempre festivo, facilitando así tanto a los propios jóvenes que celebran el día como a sus familiares la oportunidad de acudir a la ceremonia organizada por el gobierno en sus pueblos y ciudades.

Fuente:cesarordonez.com

 

Los jóvenes que cumplen 20 años son convocados por el alcalde de su pueblo o ciudad y este les informa sobre sus nuevas responsabilidades, aquellas que deberán afrontar en su vida como adultos tanto en su propio beneficio como en el de su país. Después van a los templos de su ciudad (donde rezan y se hacen fotos) y se visten con sus mejores galas.

En el caso de las chicas, como suele ser una época muy fría, suelen vestir furisode (kimonos de mangas largas caídas) de vivos colores y estampados y generalmente con motivos florales. También van maquilladas y peinadas elegantemente.

Grupo de chicas vistiendo el furisode. Fuente:Wikimedia

 

Los chicos por su parte suelen vestir también kimonos, pero de colores más oscuros que las chicas y acompañados del tradicional hakama, aunque en los últimos años los jóvenes se han decantado por una moda más occidentalizada prefiriendo el traje y corbata por encima del kimono.

Grupo de chicos. Algunos vistiendo hakama. Fuente:Japaes

 

Cuando todo el aspecto ceremonial de la fiesta ha pasado, los jóvenes suelen despedirse de sus familiares e irse con sus amigos a celebrarlo. Es especialmente curioso verles de fiesta con la ropa tan distinguida que llevan. La vida ha cambiado para ellos y disfrutan de sus últimos instantes como niños.