Ichiyo Sakura Matsuri: La procesión de las Oiran

Escrito por: Esther Díaz Aznar

Antes de comenzar a comentar el festival, aclaremos una duda que seguro que tenéis casi todos (incluida una servidora)

¿Qué es una Oiran?

Las Oiran han sido a menudo confundidas con las geishas, pero, mientras que las geishas eran artistas que buscaban entretener y divertir (y en ocasiones mantenían una relación con ciertos caballeros, pero no era su principal cometido), las oiran sí que eran “mujeres de la noche”. Pero no cualquier prostituta podía ser considerada una oiran. Se trataba de cortesanas de alto rango y que fueron muy comunes durante los S.XVII y XVIII (1600-1868) en Japón (Periodo Edo), hasta que su oficio fue ilegalizado después de la Segunda Guerra Mundial. Aunque eran prostitutas en el sentido más amplio de la palabra, también organizaban entretenimientos y algunas de ellas cobraron importancia fuera de los distritos donde ofrecían sus servicios.

File:Oiran ca. 1920s.jpg

 

Oiran años 20. Fuente Wikimedia

 

La palabra “Oiran” está compuesta por dos kanjis cuyos significados son flor y líder o primera, lo que destaca su naturaleza exclusiva y el nivel de categoría que tenían respecto a otras ramas de su profesión.

Aunque el oficio como tal está, como ya hemos mencionado, ilegalizado, sí que se mantienen en la actualidad los aspectos culturales de la tradición de las oiran.

La procesión y el festival

Una vez claro que papel ejercían estas mujeres dentro de la sociedad japonesa, procedemos a explicar en qué consiste la procesión que aún hoy se realiza en su honor. La procesión actual es una recreación de la que se hacía en las calles de Yoshiwara, cerca de Asakusa, donde estas cortesanas, acompañadas por guardias caminaban por las calles para publicitar y ofrecer sus servicios.

La procesión forma parte del festival Ichiyo Sakura Matsuri que se celebra durante el segundo sábado de abril. El festival no incluye solo la procesión de las oiran, sino espectáculos para niños, zonas de comida y un pequeño mercadillo de pulgas. Es cierto, sin embargo, que la procesión es la principal atracción del evento.

Resultado de imagen de oiran

 

Oiran desfilando.Fuente:DrPleishnein

 

Pero la procesión no la componen solo oiran y guardias, sino que varios actores interpretan y se disfrazan con máscaras de animales y tocan instrumentos para entretener a la gente. Acto seguido aparecen los guardias, vestidos desde los trajes más sencillos a los más elaborados y por último las oiran, que, dentro de su profesión de cortesanas de lujo, también se encuentran distintos niveles que se reflejan en la belleza y la ostentación de la ropa que lucen. Las mujeres que interpretan a las oiran además realizan algunos bailes y espectáculos durante la procesión, a pesar de que su indumentaria, especialmente la de las de nivel más alto, puede llegar a pesar entre 20 y 30 kilos. Además, no es extraño que algunos extranjeros y locales se animen a participar.

Tras la procesión llegan al escenario principal y recrean la situación típica de una oiran en esos siglos, como conoce e interactúa con un cliente.

Imagen relacionada

 

Representación Oiran y cliente. Fuente Wikimedia

 

Por lo que se dice es un festival (y especialmente la procesión) dignos de ver. Ya no solo por la belleza que ofrecen la ropa y las maneras de los s. XVII y XVIII, sino porque, al igual que ocurre con las geishas, difícilmente podrás encontrar en otra cultura u otro país algo que se le asemeje.

Anuncios

Ako Gishi-Sai, el festival dedicado a los 47 ronin de Ako

Escrito por: Esther Díaz Aznar

El festival Ako Gishi – Sai se celebra tradicionalmente en primavera y en verano, aunque existe una fecha muy especial el 14 de diciembre para conmemorar la historia de los Ronin de Ako. Esta ceremonia se celebra en el templo Sengaku – ji en Takanawa, en Tokio, cerca de la estación Sengakuji del Toei Metro si os apetece pasaros algún día a visitarlo cuando estéis en Japón. La tradición dicta que se celebre en ese templo concreto la ceremonia porque allí es donde se encuentran las tumbas de estos guerreros y un museo dedicado a ellos.

Resultado de imagen de templo  Sengaku – ji

 

Templo Sengaku-ji. Fuente: Román Emin

 

Pero no adelantemos acontecimientos. Hablemos antes un poco de su historia:

La historia comienza alrededor del año 1701 cuando un señor feudal (daimyo) llamado Asano agredió a un alto funcionario del emperador llamado Kira Kozukenosuke, hiriéndolo superficialmente. Sin embargo, eso se consideraba una ofensa, no sólo al funcionario sino al propio emperador y se “invitó” al noble Asano a pagar con su vida la ofensa: hacerse el Seppuku o Harakiri, el suicidio ritual. Pero los vasallos del noble Asano, 47 fieles samuráis, aun sabiendo que su acción les llevaría a la muerte, se convirtieron en ronin y juraron vengar la muerte del que había sido su señor. Un 14 de diciembre asesinaron al alto funcionario Kira y se llevaron su cabeza al templo Sengaku – ji donde descansaba el cuerpo de su maestro para mostrarle que le habían vengado y su honor quedaba intacto. Tras ver cumplida su venganza y a pesar de que por muchos su lealtad fue considerada el mejor ejemplo del camino del Bushido, el código de honor Samurai (y aún lo siguen considerando en la actualidad), el emperador les ordenó suicidarse para así expiar su culpa. Ellos cumplieron, conscientes en todo momento de su deber y de que lo que habían hecho debía pagarse con sus vidas.

Resultado de imagen de Ako Gishi – Sai

 

Escena representación 47 ronin.Fuente: wikimedia

 

Quizás sea por su profunda lealtad, más allá de toda duda o de su sacrificio por algo en lo que creían fielmente, que hoy, más de 300 años después, aún se les homenajea no sólo en esta, sino en dos festivales más a lo largo del año.

Durante este homenaje invernal, se realiza un memorial frente al templo y se organiza una procesión (de la que desde hace tiempo se encarga la academia Zaigai Nisei Gakuin), en la que voluntarios y estudiantes celebran bailes y se disfrazan de los 47 ronin para recrear escenas de su historia.

Actualmente hay al menos 34 adaptaciones televisivas de la historia de los 47 ronin. 13 sólo en los últimos 10 años. También existen numerosas adaptaciones a teatro kabuki.

Entre las adaptaciones más conocidas a televisión podemos encontrar:

  • Los 47 samuráis (1941).
  • 47 ronin (1962).

O la que os será más conocida, tanto por la proximidad en el tiempo (2013) como por sus protagonistas:

  • La leyenda del samurái (47 ronin), protagonizada por Keanu Reeves y Hiroyuki Sanada.

Dentro del templo podemos encontrar además un museo conmemorativo que contiene reliquias y varios objetos asociados con el incidente y con los ronins.

Como dato curioso y para cerrar este artículo os diremos que el museo fue completado en 2001, exactamente 300 años después de la muerte de su Señor.

 

Fuente

http://www.japanvisitor.com/japanese-festivals/festival-ako#ixzz4Tem7Rf00

http://www.gotokyo.org/es/tourists/topics_event/topics/121126/topics.html

https://www.jnto.go.jp/eng/spot/festival/gishisai.html

http://japon-secreto.com/evento/ako-gishi-sai/

Shichi go san, la festividad dedicada a los niños de 7,5 y 3 años

Escrito por: Marta GR

El Shichi-go-san (7-5-3), una de las festividades otoñales más importantes para los japoneses y tiene como protagonistas a todos los niños y niñas de 7,5 y 3 años. Pero ¿por qué estas edades? según la creencia nipona, los números impares representan buenos augurios.

 

Resultado de imagen de shichi go san

 

Sacerdote bendiciendo a unos niños.Fuente: tsubakishrine

 

¿En qué consiste?

Se celebra el 15 de noviembre. Durante este día los padres llevan a sus hijos a los templos

Resultado de imagen de shichi go san

 

Fuente:birthday Keeper

 

sintoistas para dar las gracias por haber crecido sanos y fuertes y pedir por un futuro próspero. Durante esta ceremonia los niños visten por primera vez prendas tradicionales japonesas. Así las niñas lucen preciosos kimonos y los niños llevan el haori (una especie de chaqueta) y un hakama (pantalones).

 

La ceremonia tiene un alto coste, ya que por un lado las prendas son bastantes caras ( de ahí que muchas tiendas ofrecen alquileres asequibles para todos los bolsillos). Por otra parte la oración del monje sintoista requiere también de un pago en “agradecimiento”. Este pago por supuesto depende de la importancia del templo al que se acuda.

Una vez terminada la ceremonia los padres les compran a sus hijos chitoseame, un caramelo que simboliza la longevidad. Estos caramelos tienen forma de bastón y vienen en bolsas con dibujos de grullas y tortugas, que en Japón son símbolos de una larga vida.

 

Resultado de imagen de shichi go san

 

Caramelos Chitoseame. Fuente: marumura

 

Historia

Durante la era Heian, la celebración era exclusiva de las familias nobles y de los samuráis. Representaba el momento en el que los niños mayores de 5 años se dejaban crecer el pelo y podían vestir el hakama. Para las niñas suponía cerrar su kimono con un obi en lugar de cordones.

Fue durante el periodo Edo cuando esta práctica dejó de ser exclusiva de las familias nobles y samuráis. Fue también cuando la población comenzó a asistir a templos sintoistas para pedir por sus hijos. Aunque fue durante la era Meiji cuando se desarrolló el Shichi-go-san tal como se conoce hoy en día.

 

 

Celebraciones muy peculiares: Doya Doya Matsuri y Komedawara-hiki

Escrito por: Sucu Croissant

Dos festividades curiosas del 14 de enero que se han celebrado y tú sin enterarte.

Shitennoji Doya Doya Hadaka Matsuri

En la región de Kansai, Osaka, se ha celebrado el Shitennoji Doya Doya Hadaka Matsuri. Durante este festival dos grupos de chicos jóvenes compiten unos contra otros para hacerse con un amuleto del dios vaca Gyu-o-Hoin, que está atado a un poste del templo de Shitennoji. Hasta ahí, parece el típico evento de fiestas patronales que podemos tener en España. La diferencia es que con las frías temperaturas del mes de enero, los jóvenes contendientes tienen que correr únicamente en ropa interior tradicional, mientras son rociados con cubos de agua, hasta llegar al templo. Todo esto al grito de “Doya! Doya!”.

Fuente: metal450 youtube

¿Quién se anima el año que viene? Parece bueno para la circulación.

Komedawara-hiki

El mismo día en el que se celebra el Shitennoji Doya Doya Hadaka Matsuri, los habitantes del pueblo de Aizunage, en Fukushima también celebran el Komedawara-hiki. Durante este festival los hombres jóvenes del pueblo luchan entre ellos para hacerse con una gran bola de arroz.  Y por si no fuese suficiente, sí, también lo hacen en ropa interior tradicional.  Supuestamente esta tradición ayuda a fijar los precios del arroz del año que entra.