Sejin no Hi, la fiesta de la mayoría de edad

Escrito por: Esther Díaz Aznar

El Sejin no Hi (literalmente “Día del Adulto”) se celebra el segundo lunes de enero cada año desde 1948. Este día gira en torno a los jóvenes que cumplen su mayoría de edad (recordemos que en Japón no es como en España, la mayoría de edad es a los 20 años). Por lo tanto los jóvenes que cumplen los 20 años entre el 2 de abril del año anterior y el 1 de abril del año presente son convocados para una ceremonia especial para celebrarlo.

De 1948 a 1999 este día se celebraba el 15 de enero de cada año, pero desde el año 2000 y debido a una nueva ley instaurada en Japón denominada “Happy Monday” tiene lugar el segundo lunes de enero, que dependiendo del año caerá entre el 8 y el 14 de enero.

En este año 2016 la fecha ha recaído sobre el día 11 de enero. Esta celebración se lleva a cabo en todos los pueblos y ciudades de Japón, es una festividad que celebra el país entero.

Como es natural, ese día los japoneses no trabajan. Ese segundo lunes es siempre festivo, facilitando así tanto a los propios jóvenes que celebran el día como a sus familiares la oportunidad de acudir a la ceremonia organizada por el gobierno en sus pueblos y ciudades.

Fuente:cesarordonez.com

 

Los jóvenes que cumplen 20 años son convocados por el alcalde de su pueblo o ciudad y este les informa sobre sus nuevas responsabilidades, aquellas que deberán afrontar en su vida como adultos tanto en su propio beneficio como en el de su país. Después van a los templos de su ciudad (donde rezan y se hacen fotos) y se visten con sus mejores galas.

En el caso de las chicas, como suele ser una época muy fría, suelen vestir furisode (kimonos de mangas largas caídas) de vivos colores y estampados y generalmente con motivos florales. También van maquilladas y peinadas elegantemente.

Grupo de chicas vistiendo el furisode. Fuente:Wikimedia

 

Los chicos por su parte suelen vestir también kimonos, pero de colores más oscuros que las chicas y acompañados del tradicional hakama, aunque en los últimos años los jóvenes se han decantado por una moda más occidentalizada prefiriendo el traje y corbata por encima del kimono.

Grupo de chicos. Algunos vistiendo hakama. Fuente:Japaes

 

Cuando todo el aspecto ceremonial de la fiesta ha pasado, los jóvenes suelen despedirse de sus familiares e irse con sus amigos a celebrarlo. Es especialmente curioso verles de fiesta con la ropa tan distinguida que llevan. La vida ha cambiado para ellos y disfrutan de sus últimos instantes como niños.

 

Servicios de consuelo para mujeres japonesas

Por: Esther Díaz Aznar

Como fans del mundo japonés en algún momento (o más bien en varios) nos hemos encontrado con costumbres que, como occidentales, no comprendemos y que, a primera vista, nos parecen muy extrañas.

Este podría ser el caso de los chicos jóvenes que se dedican al curioso empleo de entretener y consolar a las mujeres que les contratan. Aclaremos primeramente que nada de esto tiene que ver con la prostitución, pues no se trata de acostarse con las clientas, sino de aspectos mucho más sutiles y, en muchos casos más reconfortantes que la simple intención de pasar la tarde con un chico guapo al lado.

Hay varios tipos diferentes de empleos relacionados con este ámbito, aquí expondremos dos de ellos:

Los “soneiya”, los chicos Sheep: mejor contar ovejas abrazada a un chico atractivo

Son un servicio de jóvenes atractivos entre los 20 y los 30 años organizado por la empresa japonesa Rose Sheep cuyo principal trabajo es ofrecer un cierto cariño a mujeres principalmente ejecutivas alrededor de los 40 años y solteras acurrucándose con ellas en la cama tras un duro día de trabajo. Aclaramos de nuevo que no se trata de acostarse con estas mujeres, sino de abrazarlas mientras duermen, simple y llanamente.

Como todo servicio de este estilo se contrata por teléfono y puede incluir: escuchar los problemas que hayan surgido durante el día, cocinar para ellas, etc. 

El precio por hora es de unos 12.358,13 yenes /100 dólares / 94,68 EUR aproximadamente. Las sesiones más largas pueden llegar desde las 6 horas (385.444 EUR) a las 16 horas (771.036 EUR).Eso sí, los chicos se traen su propio pijama, aunque si su clienta quiere que se ponga uno concreto, también puede elegirlo.

Además, la contratación no limita a las mujeres a contratar a uno, sino que puedes tener hasta dos a su disposición.

 

Los Ikemeso: tu lloras, ellos te consuelan

De nuevo, igual que con los chicos Sheep, se trata de jóvenes atractivos entre los 20 y los 30 años (recordemos que la mayoría de edad en los japoneses son los 20 años, antes sería ilegal), que te harán llorar y luego te consolarán… si, habéis pensado lo mismo que yo… vale que te consuelen, eso puede ser hasta bonito, pero, ¿Qué te hagan llorar? Para eso no les pago que queréis que os diga jajaja.

Además estos jóvenes pueden ir a donde tú quieras, a tu casa, a tu oficina… tú solo eliges al chico que quieres que te consuele entre varios de un catálogo y él se presentará allí donde quieras.

Aquí podéis ver su página web: http://ikemeso-office.com/

Por la aceptación de los matrimonios homosexuales en Japón

Escrito por: Marta GR

Dado que estos días se han conseguido dar un gran paso con la aceptación de los matrimonios homosexuales (aunque aún queda bastante) y coincidiendo con las fechas del orgullo gay creo que debemos dedicarle un espacio en nuestro blog. Y es que desgraciadamente en Japón, todavía la unión entre personas del mismo sexo es ilegal.

En Japón se han presentado varios proyectos para que se pueda reconocer la unión civil de personas del mismo sexo, al igual que en países como Corea del Sur y Tailandia, pero también se estudia como alternativa el matrimonio entre personas del mismo sexo, tal como lo tienen planeado para un futuro China, Filipinas,Taiwán o Camboya. La político japonesa Kanako Otsuji, que se declaró abiertamente lesbiana, fue candidata para el senado.  Ojsuji afirmó que muchos gays y lesbianas se ocultan porque tienen miedo del rechazo social, deben hacer conocer a su país que existen y son parte de la misma sociedad.

El único distrito nipon, que aprobó los matrimonios homosexuales, fue Shibuya en marzo de 2015, dando así un paso hacia la equiparación legal de las uniones homosexuales y sienta un importante precedente en un país donde la legislación civil no reconoce derecho alguno para las parejas homosexuales.

Lo sorprendente es que en los últimos años muchos productores japoneses de manga y anime han creado series relacionadas con la homosexualidad femenina y masculina (los géneros yuri y yaoi respectivamente y sus diversos subgéneros), dirigido sólo a adultos. Por no mencionar los numerosos fanfics y doujinshi que derivan de series que técnicamente no son de temática homosexual, o el fanservice que se incluye en las mismas. Entonces ¿por qué no aceptarlo públicamente? confiemos enque en un futuro no muy lejano esta realidad sea posible, ya no solo en Japón, sino en todo el mundo.