Amuletos japoneses (engimono)

Los japoneses siempre han sido bastante supersticiosos por lo que no es de extrañar que dediquen mucho tiempo a hacer ofrendas en los templos o que gasten bastante dinero en amuletos.

Durante el Madrid Otaku la Asociación Aiko dio una conferencia sobre algunos de los amuletos (engimono) más populares en Japón, explicando para que sirven, cuando se utilizan, lo que simbolizan o significan en función de su color etc. Por nuestra parte hemos añadido alguna información extra a lo que se explicó en la conferencia ya que somos conscientes de que al tener un tiempo establecido, muchos aspectos se trataron por encima.

Antes de empezar con los diferentes amuletos, vamos a explicar aproximadamente lo que representa cada color:

  • Dorado y plateado: suerte, prosperidad en los negocios.
  • Azul: para cumplir los sueños.
  • Verde: para la seguridad en el hogar, la familia y los estudios.
  • Blanco: representa la pureza y atrae las cosas buenas.
  • Rojo: para ahuyentar las enfermedades.
  • Amarillo: al igual que el dorado está relacionado con los negocios, la economía.
  • Negro: espanta la mala suerte.
  • Rosa: amor, protección para la persona amada.

Bien una vez reconocidos los colores pasamos a enumerar los amuletos de los que se habló en la conferencia:

Omamori (protector)

Se compra a principio de año y se mantiene hasta el inicio del año siguiente. Pueden adquirirse en templos y santuarios ya que son amuletos que están bendecidos. Además suponen una fuente de ingresos para el mantenimiento y conservación de estos lugares sagrados. Cada templo cuenta con su propio omamori.

Maneki neko (gato de la suerte)

Tal vez uno de los amuletos más populares y conocidos. Estos simpáticos gatetes sostienen en una de sus patas una moneda japonesa (símbolo de la abundancia), mientras que la otra pata permanece levantada como si estuviera llamando a alguien. Si levanta la pata derecha llama a los clientes mientras que la izquierda llama a la abundancia. Existen versiones con las dos patas levantadas  pero no suelen gustar mucho en Japón porque lo consideran demasiado ambicioso.

Sobre el origen de este amuleto tan singular existen dos versiones: una de ellas es que la postura de la pata levantada procede de la forma con que las prostitutas de Edo llamaban a sus clientes. La otra, más mística, cuenta que estaba un samurai o un señor feudal bajo un árbol y vio una gata que parecía llamarlo con la patita desde un templo. El samurai fue hacia el animal y en ese momento cayó un rayo  sobre el árbol. Agradecido, el señor feudal agradecido financió el templo, el cuál sufría problemas económicos. La gata en cuestión se llamaba Tama y a su muerte se creó como homenaje el manekineko.

Suzu

Son pequeños cascabeles que sirven para llamar a la buena suerte. Tienen muchas formas incluso algunas con formas de manekineko o darumas.

Daruma

Este amuleto debe su forma supuestamente al creador del Zen, un hombre que tras meditar en una cueva perdió tanto los brazos como las piernas. En cuanto a su funcionamiento primero se debe pedir un deseo y pintarle el ojo izquierdo y una vez que este se cumpla se le pinta el derecho. Algunos pueden tardar años en pintarle el ojo derecho. Generalmente son de color rojo aunque, al igual que el resto de amuletos, se pueden encontrar en otros colores.

1

Omamori,Maneki neko, Daruma y Shichifukujin. Fuente: Wikimedia commons

Shichifukujin (los 7 dioses de la fortuna)

  • Ebisu: dios japonés de la abundancia. Aparece representado con una caña y un pez.
  • Benzaiken: diosa hindú de la sabiduría y las artes. Aparece representada con un instrumento de cuerda llamado biwa.
  • Daikokuten: dios de origen hindú que representa el dinero y la prosperidad. Aparece con un saco y un mazo.
  • Fukurokuju: dios chino de la sabiduría y la longevidad. Se caracteriza por su peculiar cabeza y por ir siempre acompañado de grullas, ciervos o tortugas, animales que representan la longevidad.
  • Hotei: dios chino de la felicidad y prosperidad. Se asemeja a un Buda, ya que es un hombre calvo, regordete y siempre sonriente.
  • Bishamonten: dios hindú de la guerra que representa la fuerza y el espíritu luchador. Aparece representado con casco y armadura sosteniendo en una mano un apagoda y en la otra una espada.
  • Jurojin: dios chino de la prosperidad y la longevidad. Al igual que Fukurokujo aparece acompañado de animales como la grulla o la tortuga. Lleva siempre una barba larga y un bastón.

Omikuji

Es un papelito donde se apuntan los deseos que después se colocan en las ramas de los árboles, generalmente en los templos.

Hamaya

Es una flecha que se puede comprar en los santuarios a principios de año y sirve para alejar, “matar” demonios. Existen muchos tipos, dependiendo del santuario, y suelen llevar un omamori y una tablilla de madera (ema) con el animal representativo del año nuevo.

Ofuda

Es un amuleto de madera o papel con el nombre de un dios protector y del santuario donde se ha adquirido. Sirve para proteger a la familia y el hogar.

Tanuki (mapache de la fortuna)

Es muy común encontrarse a este simpático mapache de grandes testículos en los jardines, o en las puertas de los bares. Es más se cree que este escroto descomunal representa la abundancia en los negocios.

Fukusuke

Otro amuleto de la fortuna para la prosperidad en los negocios. Es un muñeco con cara de niño vestido como un samurái de manera formal con un vestido ceremonial. Lleva la cabeza rapada y tiene unas orejas enormes que simbolizan la riqueza. Suele estar sentado en un cojín.

Kumade

Una especie de “cesta de la buena fortuna” compuesta por rastrillos de bambú y decorada con distintos amuletos.

2

Omikuji, Hamaya, Ofuda, Tanuki y Kumade. Fuente: wikimedia commons

Anuncios

Conferencia de Makoushi: los dōjinshis y el Comiket

Escrito por: Marta GR

En esta última edición del Madrid Otaku volvimos a tener el placer de contar con el dibujante de dōjinshis (mangas cortos hechos por fans y aficionados basados en historias ya existentes)Makoushi, quién debutó en 1998 en la revista Action Young, de la editorial Futaba y que cuenta a día de hoy con 125 obras. Además en 2013 participó en el diseño de personajes y de objetos del videojuego Himegoe y ha sido el creador de los carteles de las dos ediciones del Madrid Otaku.

dsdf

 

Carteles de las ediciones del Madrid Otaku 2016 y 2017 obra de Makoushi

 

Gran parte de la conferencia se centró especialmente en el Comic Market (Comiket) uno de los mercados más importantes para los artistas dōjinshi ya que es aquí donde dan a conocer sus trabajos con la esperanza de poder sus obras y ser mangakas profesionales o incluso diseñar personajes para videojuegos. Sin ir más lejos dibujantes como Rumiko Takahashi (autora de Ranma o InuYasha) y las CLAMP (autoras de Sakura Card Captor, Clover o XXXHolic entre otros) empezaron dibujando dōjinshi que luego mostraron en Comiket.

Este gran evento se celebra dos veces al año (agosto y diciembre) en Odaiba (Tokio), dura unas seis horas, su entrada es gratuita y cuenta con más de 1000 stands. Por todo ello no es de extrañar la gran afluencia de público con sus correspondientes colas. Además cuenta con un gran voluntariado que se encarga, entre otras cosas, de asegurarse que las obras no son piratas (teniendo en cuenta que son historias basadas en otras ya existentes es una línea muy delgada) y censurarlas correctamente (píxeles y la famosa línea negra). Makoushi es todo un veterano en este tipo de eventos ya que lleva asistiendo desde hace 20 años, o sea unas 40 veces.

Tras hablar del Comiket Makoushi respondió a las preguntas formuladas por los asistentes:

1. ¿Cómo es el proceso para la creación de un dōjinshi?

Makoushi: “Es un proceso difícil. Yo suelo tardar un mes en hacer un volumen. Para su elaboración realizo primero un esquema, después hago el boceto y entinto y termino retocándolo de forma digital con el ordenador”

2. ¿Cómo decide su estilo de dibujo y cuál es su manga favorito?

Makoushi: “La verdad es que mi estilo es esencialmente chicas monas. No dibujo chicos. Y me gusta mucho Shingeki no Kyojin”

3. ¿Qué es lo que más le gusta de España?

Makoushi: “La comida, especialmente el jamón serrano; los edificios y sobre todo los paisajes. Hay muchos paisajes interesante pero a mí me gusta especialmente Cuenca y sus casas colgantes porque aparecen en el anime So·Ra·No·Wo·To, del que he hecho algún dōjinshi y fanarts” muestra uno de sus dibujos.

Dibujo

 

Makoushi mostrando uno de sus fanarts de So Ra No Wo To

 

4. ¿Cuando y por qué empezó en el mundo del dōjinshi?

Makoushi: “Todo empezó cuando un amigo me propuso hacer un grupo de dōjinshi. Yo le dije a mi amigo que no sabía hacer bocetos y me dijo que él lo haría y que yo me encargaría de colorear. Pero apenas llegábamos a la fecha límite para entregar los trabajos”

5. ¿Cómo ve el futuro del Comiket?

Makoushi: “Tiene muchos problemas especialmente de financiación. Es más muchas veces esta ha salido del propio bolsillo del comité del Comiket. Pero también tiene muchos fans por lo que yo creo que sí que tiene futuro”