El festival de los iglús de Yokote

Escrito por: Marta GR

El 15 o 16 de febrero (dependiendo del año) en Yokote, prefectura de Akita,  tiene lugar el Yokote Kamakura Yuki Matsuri (横手かまくら雪祭り), o festival de los iglúes.

Esta celebración tiene más de 400 años de tradición y consiste en construir iglús de diferentes tamaños por toda la ciudad en los cuales se suelen dejar ofrendas para los dioses (principalmente comida y sake) para conseguir, por ejemplo, abundante agua limpia, buenas cosechas, el bienestar de familiares, protección frente al fuego o éxito académico.

También es costumbre que durante la tarde-noche los niños de inviten a los diferentes visitantes y/o habitantes de Yokote a entrar en los iglús y tomar amazake, un sake dulce y caliente con muy poco o nada de alcohol, acompañado de mochi y otros dulces. En agradecimiento, los visitantes hacen una ofrenda a la deidad del agua que se honra en el altar del kamakura que han entrado.

 

Altar dentro de un iglú. Fuente:tsunagujapan.com

 

Los iglús más pequeños cuentan también con cirios o velas en el exterior, lo que hace que el paisaje nocturno sea realmente espectacular. Además cuenta con esculturas de nieve y como en todo buen festival hay múltiples puestos con comida y cosas típicas de la época.

Una zona interesante para visitar es Doro Koen Park, pues es el sitio dónde se construyen los iglús o kamakura y a parte de observar cómo se hacen, a veces se puede incluso llegar a participar en el proceso. Por último hay que señalar que el ayuntamiento de la ciudad conserva durante todo el año varios kamakura en una pequeña habitación que está a -10º para que se puedan visitar durante todo el año.

 

 

Iglús junto al palacio de Yokote.Fuente:thaigoodview.com

 

San Valentín en Japón, díselo con chocolate

Escrito por el increíble, fabuloso, bipolar y asexuado: Akataiyo senseiAkataiyito para los amigos.

Para algunos la fiesta de los enamorados, para otros un suplicio u otra forma de sacar los cuartos o en este caso los yenes. San Valentín siempre ha tenido múltiples interpretaciones y formas de celebrarlo y en mi amado Japón, no iba a ser menos.

Probablemente si estas familiarizado con la cultura japonesa y eres un pelín otaku como yo, evocarás la típica escena de anime en la que una colegiala tímida que, ruborizada y cabizbaja, le entrega chocolates a su amado senpai, como otras mil porque claro suele ser el chico más guapo y popular del instituto, para expresar sus sentimientos…Y efectivamente no irías desencaminado.

san valentin.jpg

 

Lo peculiar de esta fiesta es que son las mujeres las que deben hacer regalos a los hombres. Concretamente chocolote (si no te gusta o eres diabético tienes un problema) en todas las formas que puedas imaginar. ¡Ojo! no todos los chocolates tienen el mismo significado. Y es que dependiendo del tipo simboliza una cosa u otra:

giri-choko (義理チョコ),  “el chocolate obligatorio”, sencillo y barato que es regalado por las chicas a personas como por ejemplo a sus compañeros de clase o compañeros de trabajo.

tomo-choko (友チョコ), cuya traducción literal sería “el chocolate para los amigos”, que se puede regalar tanto a chicos como a chicas.

honmei-choko (本命チョコ), este sí, si una chica te regala este chocolate es que está enamorada de ti y te está declarando sus sentimientos. Este chocolate se prepara preferiblemente en casa con sus propias manos y embalado cuidadosamente, aunque últimamente es más común comprarlo en las tiendas, pero se elige una marca valiosa y costosa, envuelto en paquetes particulares.

Una vez terminado el día, y con el azúcar disparado, no hay que olvidar que un mes después los chicos deben devolver el favor a aquellas chicas que le han regalado un honmei-choko en el conocido Whiteday del que os hablaré más adelante.

Chocolates a la venta para San Valentin.Fuente:japantimes.co.jp

El Setsubun

Escrito por: Esther Díaz Aznar

El segundo mes del año también cuenta con fiestas muy especiales para los japoneses. Una de las más tradicionales es el Setsubun, que literalmente significa “separación de estaciones” debido a que se celebra el día antes del comienzo de una nueva estación del año (la primavera) según el calendario lunar japonés. Se celebra todos los años el 3 o el 4 de febrero.  Esta fiesta (el ritual que implica la caza y expulsión de espíritus malignos) data del periodo Nara (710 – 794) y que fue adquiriendo nuevas tradiciones según pasaba el tiempo.

En esta celebración se lleva a cabo un ritual que pretende expulsar toda la maldad que ha podido acumularse en nuestras vidas en el año previo y así alejar a los demonios de cara al nuevo año (como podéis comprobar la limpieza de espíritu es muy importante para los japoneses, la necesidad de renovación cada año). El ritual como tal se denomina “Mamemaki” y consiste en arrojar habichuelas para ahuyentar a los demonios que osen acercarse a sus hogares.

Pero…. No todo el mundo puede arrojar las habichuelas. Lo más habitual es que el hombre de la casa que nació en el año del animal correspondiente del zodiaco chino en este nuevo año o en su defecto el cabeza de familia sea el que las arroje. Aunque en muchos hogares son los propios niños quienes las tiran.

Niños arrojando judías a un demonio. Fuente: Koko51111 youtube

Las semillas se lanzan generalmente contra la puerta de la casa o contra un familiar que lleve puesta una máscara de “oni”, de demonio mientras se dice: “Fuera demonios, que venga la buena suerte” de este modo se aleja a los malos espíritus. Después se comen esas semillas, una por cada año de vida de la persona. Además, la familia decora su hogar con cabezas de sardinas secas y ramas de acebo en las entradas de la casa, de nuevo para evitar que los espíritus puedan cruzar el umbral.

Esta ceremonia no se celebra únicamente dentro del hogar, puesto que los templos también realizan sus propios rituales, que suelen reunir a un considerable número de personas incluidas geishas que reparten las judías. En algunas capillas especialmente importantes suelen ir incluso celebridades. En el Templo de Mibu en Kyoto se representa cada año una de las historias que pudo dar origen a esta pintoresca celebración.

Fuente: Kyoto Dream Trips. Youtube

La historia cuenta que un demonio (un oni) quiso engañar a una anciana viuda. Se disfrazó y entró en su hogar. El oni tenía un mazo mágico con el que podía hacer cualquier cosa y creó para tentar a la anciana un bellísimo kimono. La anciana era avariciosa y quiso robarle el kimono al demonio (sin saber que este lo era), pero no sólo eso, sino que quiso también apropiarse del mazo mágico que lo había creado. El demonio la descubrió y, enfadado por su avaricia le mostró su verdadera forma y la atacó.

La anciana, asustada, le lanzó todo lo que tenía cerca para poder librarse de él, incluidas unas semillas de soja. Sorprendentemente las semillas hirieron gravemente al oni, que huyó por la ventana, dejando olvidado el mazo mágico que finalmente se quedó la anciana.

Una de las tradiciones más nuevas incorporadas a esta fiesta es la del ehō-maki (que se celebra desde 1977) y que consiste en situarse en la dirección en que la fortuna sea favorable ese año y después comerse sin hablar un rollo de maki de 20 cm sin cortar que contiene 7 ingredientes que simbolizan los 7 dioses de la fortuna mientras se pide un deseo.

Como podéis ver, se trata de una celebración especialmente divertida y en la que participa no solo cada miembro de la familia (niños y mayores) sino toda la comunidad.

 

 

Setsubun. Fuente:Japanlover.me

 

 

 

Fuentes:
http://conoce-japon.com/cultura-popular-2/setsubun-el-inicio-de-la-primavera/
http://japonismo.com/blog/febrero-mes-del-setsubun
https://unajaponesaenjapon.wordpress.com/2008/02/02/setsubun/
http://www.japan-guide.com/e/e2285.html
http://web-japan.org/kidsweb/explore/calendar/february/setsubun.html
http://www.jnto.go.jp/eng/attractions/event/traditionalevents/a70a_fes_setsubun.html